8 de julio de 2007

Wimbledon a merced de Federer

El court central del All England Tennis Club fue testigo nuevamente de una batalla tenística en la que Roger Federer venció a Rafael Nadal por 7-6 (9-7), 4-6, 7-6 (7-3), 2-6 y 6-2. Con esta victoria el número uno del mundo alcanzo el record que ostentaba el sueco Bjorn Borg de haber ganado cinco títulos consecutivos en la meca del tenis.
El resultado lo dice todo: no fue un partido facil para Federer, quien tuvo que lidiar con la garra y el corazón de Nadal, quien demostró que cada día se siente más cómodo en el césped londinense. Un comienzo de partido en el que el suizo parecía imponer su papel de candidato y se encontraba 3-0 arriba, pero rápidamente “Rafa” se repuso y logro poner igualdad en el marcador. Este primer set quedo en manos de Roger que se lo llevo en el tie- break por 9-7, luego de disponer de cinco sets point.
Todo hacia suponer que sería un duro golpe psicológico para Nadal, pero el español salió a jugar ese segundo set como si no hubiera pasado nada y mediante su agresividad y equilibrio mental logró llevarse el segundo parcial luego de romperle el servicio a su rival cuando sacaba 4 -5.
El nivel de Federer en esta final no fue extraordinario, debido al gran tenis que desplegó el último ganador de Roland Garros y esto se evidenció en el desarrollo del match. La tercera manga fue una dura batalla en la q
ue ambos tenista se hicieron fuertes con sus juegos de saque y llevaron el desenlace de ese parcial a una nueva muerte súbita, que quedo en manos del suizo por 7-3. En el tie-break Roger impuso su experiencia sobre la superficie y supo jugar bien los puntos importantes.
El panorama de ese cuarto set era ámpliamente favorable para Federer, debido a que se encontraba arriba en el marcador y todo podía hacia pensar que “Rafa” no podría recuperarse de ese tercer set perdido. Pero sucedió todo lo contrario, porque el mallorquín rompió rápidamente el servicio de su oponente en dos oportunidades y sacó una importante diferencia, permitiéndole quedarse con ese parcial por 6-2.
El último y definitivo set se presentaba con oportunidades para ambos jugadores, obviando todo tipo de pronóstico que se pudo haber dado antes del match. Roger sabía que tendría que subir su nivel de juego si tenía intenciones de alzarse con un nuevo título de Grand Slam y eso fue lo que hizo luego de salvar cuatro break points en dos de sus juegos de saque. En el sexto game el helvético sacó a relucir su mejor tenis, quebró el servicio del español y se puso 4 a 2. El daño ya estaba hecho y era cuestión de tiempo. Eso fue lo que sucedió, porque luego de mantener su game de saque logró romper el de su oponente una vez más, pero esta vez para quedarse con el torneo.
Este fue el undécimo título de Grand Slam de Federer, quien se ubica en la tercera posición de jugadores con más torneos de esta magnitud junto con Borg y Rod Laver, detrás de Roy Emerson (12) y del grandioso Pete Sampras (14). ¿Tendrá techo el suizo?
Nicolás Papini

1 comentario:

fernando dijo...

Nadal estuvo cerca de ganar a Federer. El próximo año, Nadal acabará con Federer.

El tenis de hoy en día es un duelo entre estos dos superdotados.